La anhelada noticia para muchas personas con movilidad reducida debería garantizar la accesibilidad web desde el 20 de septiembre del maldito pasado año con la culminación del Real Decreto 1112/2018.

Dos años después de entrar en vigor esta normativa obliga a todos los sitios web y aplicaciones móviles de la Administración Pública, o aquellas que reciban financiación pública, a ser accesibles.

Se abre una ventana de oportunidades para las personas que por diversas circunstancias no pueden acceder a las nuevas tecnologías.

Gracias a empresas como Everycode que ha desarrollado el programa inSuit, una de las soluciones que mejoran la accesibilidad y la usabilidad web, una herramienta que actualiza de manera automática diferentes técnicas desde la nube para cumplir muchas de las recomendaciones del W3C en materia de accesibilidad web, su instalación provee a la web, de una serie de herramientas para la navegación accesible (ayudas técnicas), lo que beneficia a personas con diferente tipo de discapacidad que podrán navegar utilizando el teclado, con comandos de voz, con sonidos o soplando. También inSuit lee la página o la magnífica, aportando diferentes opciones para personas con visión parcial, y su nueva herramienta “Senior” para personas de avanzad edad, afectadas por la brecha digital.

Con la culminación de este Real Decreto es más fácil luchar contra la brecha digital eludiendo que la causa sea la exclusión digital y social.

Desde el 20 de septiembre del 2020 las webs deben cumplir con está normativa para informar a todas las personas de lo que ofrecen. En tiempos de la Covid 19 es más importante, si cabe, la accesibilidad web para personas con movilidad reducida. Un ejemplo de tantos son las webs del mundo del Turismo dedicadas a informar sobre “los destinos inteligentes” para todas la personas. Estas páginas deben facilitar la información de las ventajas de los destinos para que los turistas con discapacidad y los adultos mayores tenga la posibilidad de acceder a estas páginas web. Así los destinos serían más inteligentes de lo que son, y más cuando esta clientela es potencialmente fuerte durante todo el año.

Para ofrecer turismo accesible no basta con eliminar las barreras arquitectónicas que puedan tener los destinos turísticos. Poder acceder a las webs de hoteles de los destinos para reservar habitaciones o comprar los billetes del medio de transportes utilizados para llegar al lugar deseado también es importante.

José Vaquerizo Relucio
(Asociación Red Proyecto Social-Discapacidad Tecnología – CONVIncSION)

"La accesibilidad web está garantizada para todas las personas".